Historia

0
Domingo
0
de julio
0
Cine Victoria, Hospitalet

De este modo podemos decir que empezó la historia del actual Centro de Deportes el Hospitalet cuando los tres equipos más representativos de la ciudad decidieron unir sus fuerzas. Estos eran la UD Hospitalet, fundada en 1909, el CD Santa Eulalia, creado el 1950 y el CF Hércules, club formado el 1953 fruto de la unión del CF Torrasense (1917), el CF Recreativo (1924) y el CF Tecla Sala (1944).

La primera junta directiva va ser presidida per Domingo Peiró Ribas, qui va comptar com a vicepresidents amb els tres expresidents dels clubs fusionats: Juan Solanas Casas, Pedro Guarro Moragues i Emilio Huguet Huguet, respectivament.

El nuevo club competiría al grupo VI de Tercera División, categoría dónde hasta aquel momento había jugado el CF Hércules, puesto que los otros dos clubes, a pesar de pertenecer también a la Tercera División, formaban parte del grupo VII.

El terreno de juego para esta primera temporada, la 1957-1958, fue el de Torre Melina, que había sido ampliado para que el Hércules jugara sus partidos puesto que era lo más adecuado para la nueva entidad. Una de las clásulas principales de la fusión fue, sin duda, la promesa de un nuevo campo de fútbol por parte del Excelentísimo Ayuntamiento de la ciudad y de su alcalde, Ramón Solanich Riera, un hecho que se consumó apenas un año después, cuando el 15 de mayo de 1958 se inauguró lo Campo de Deportes Municipal, bendecido por el obispo de Barcelona, Gregorio Modrego Casaus. El rival escogido por conmemorar este acontecimiento fue el FC Barcelona, que se impuso al Hospitalet por 2 goles a 5.

Orden del día: ratificación por parte de los socios de la fusión realizada

El campo tenía una capacidad de unos 10.000 espectadores. Después de su creación en 1958, una comisión de directivos del fusionado club CD Santa Eulalia subió a la montaña de Montserrat con la bandera de nuestro club para que fuera bendicida por el Abad de Montserrat. La temporada 1958-1959 se contrataron los servicios del experimentado entrenador yugoslavo Zvonimir Monsider, exjugador de Partizan y Dinamo Zagreb y exjugador del Sabadell, Sants, Barakaldo y Terrassa. Las buenas clasificaciones no se hicieron esperar y a finales de las 34 jornadas de Liga, el Hospitalet ocuparía una plaza que le otorgaba el derecho a disputar una promoción de ascenso que perdió con el CF Amposta en un partido único celebrado a las Cortes (3-2).

La siguiente temporada, el Hospi fue campeón de grupo bajo la batuta de Julio Remacha, exjugador del Club. La promoción fue contra el Hércules de Alicante y los ribereños perdieron ambos partidos por 3 goles a 1. El año 1961 y después de acabar el campeonato en segunda posición, el Hospitalet eliminó a la promoción al Manresa por un global de 4-3, a pesar de que después caería eliminado ante el Galdakao, que había ganado el partido de ida por 4-1 en San Mamara; a la vuelta, el Hospi no podría remontar y solo derrotaría el conjunto vasco por 1-0.

Aquella misma temporada, el Hospitalet se adjudicaría el trofeo General Moscardó en una final de infarto, puesto que el partido se tuvo que jugar dos veces. En el primero, 2-2, y en el segundo, después del mismo resultado, el Hospi se impuso a la tanda de penaltis después de que Escarra transformara las cinco penas máximas.

La época dorada del club llegó el 1963, con Emilio Huguet como presidente y Marcel Domingo al banquillo, sustituido a media temporada por Zambudio Velasco. El equipo quedó subcampeón de grupo, teniendo que promocionar primero contra el Alcoyano, al cual eliminó por un global de 6 a 5; después contra el Atlético Malagueño, que cayó después de tres partidos y, finalmente, contra el Real Jaén, al cual se derrotó a las Cortes por 3-0. Al partido de vuelta disputado en Andalucía, los ribereños perdieron por 2-0 pero el ascenso ya era una realidad. José Mauri fue el máximo goleador aquella temporada con más de 30 dianas.

A la primera temporada a Segunda División el Hospitalet contrató los servicios de un entrenador experimentado cómo Enrique Rabassa, exentrenador del FC Barcelona, a pesar de que más tarde fuera sustituido por Dagoberto Moll, y una plantilla de excelentes jugadores como por ejemplo Parcet (exValladolid), Pantaleón (exReal Madrid), Felipe Mesones (exMurcia), Julián, Poulsen (exEspanyol), Castaños (exReal Madrid), Vacunen (exZaragoza), Arnas (exBarcelona), Chico Ramírez (exEspanyol) y un largo etcétera. Se obtuvo una clasificación muy discreta, puesto que el equipo se vio obligado a promocionar contra el Gimnástic de Tarragona al cual consiguió derrotar después de tres encuentros. Los ribereños permanecieron en Segunda División un total de tres temporadas para iniciar después la época negra de la entidad, puesto que en 1966 bajó a Tercera y el 1968 a Regional, iniciando una grave crisis al club.

Aleshores l’Hospitalet va recórrer a un home de la casa, José Martínez Jiménez, president i entrenador de l’AD Infico Collblanc, qui amb un equip jove va aconseguir mantenir-lo a categoria Preferent amb Rafael Marquina com a president. Després, Preferent i Primera Regional durant 10 temporades fins que l’any 1977 es va assolir l’ascens a Tercera Divisió, categoria que es va mantenir dues temporades fins a retornar, de nou, a Preferent, on l’Hospi va estar-s’hi només una temporada ja que va arrassar al campionat guanyant la lliga amb 22 punts positius; l’entrenador era Miguel Plegazuelos i el president, Antonio Jordán.

Dos años más a Tercera y el 1982, un nuevo ascenso, este golpe a Segunda División B después de luchar enconadamente por el campeonato con el CF Badalona. Los ribereños se proclamaron campeones y se enfrentaron en las eliminatorias de ascenso con el Güimar tinerfeny (4-0 al *Hospitalet y 0-0 en las Canarias). Después, fue el todopoderoso Pontevedra quién se las vio con el Hospi, que ganó el partido de ida el Hospitalet por 2-0 y solo cayó por 2-1 a Pasarón. El ascenso ya era un hecho y la Segunda B, un nuevo reto.

Durante cuatro temporadas, la Segunda B fue la categoría del CE Hospitalet hasta que una nueva reestructuración acabó con todas las esperanzas, puesto que se había hecho un gran equipo con jugadores de categoría superior como Iriarte (exBarcelona Atlético), Bolós (exCastilla), Cardona, Martínez (exCastellón), Golobart (exSabadell), Forcadell, Soler, Robe o Mentxaca (exEspanyol), pero no fue suficiente puesto que con tan solo un punto más el Hospitalet hubiera mantenido la categoría, pero el coeficiente fue favorable en el… Pontevedra, condenando el Hospitalet a Tercera División.

El retorno era una obligación y así lo demostraron todos los directivos ribereños con el fichaje de jugadores jóvenes de gran valía y de un entrenador como José María García Andoín, extécnico del Alavés y Zaragoza entre otros conjuntos. Los pocos jugadores que quedaban de la temporada anterior y las nuevas incorporaciones estuvieron a la altura y todo y la discreta sexta posición final se consiguió el ascenso a Segunda B. El año 1985 el equipo conquistó el trofeo Nuestra Cataluña, derrotando la UE Lleida a la final.

A lo largo de las últimas temporadas se han hecho papeles más que meritorios a Segunda División B. La temporada 1993-1994 jugadores surgieron del Hospitalet jugadores reconocidos como Eloy, Gallardo, Ángel Luís, Roberto, Jaume, Lluís, Lardín o Serrano. Tampoco podemos olvidar Jaime Quesada, que dejó el Hospi para acabar de titular en la UE Lleida a Primera División antes de pasar por el Betis, Las Palmas o el Recreativo.

A partir de los años 80, el Hospi había empezado a remontar su historia con el ascenso de 1982 con Roberto Puerto de técnico. De hecho, el club siempre ha estado en la División de bronce más allá de los tres descensos a Tercera (1986-1987, 2002-2003 y 2007-2008). Una etapa que también ha estado marcada por la filiación con el RCD Espanyol, finalizada a mediados de los 90 y dejando la entidad en una grave situación económica. La ayuda del Ayuntamiento y la llegada a la presidencia de Miguel García del Valle, actual presidente, permitió la remontada económica y el fin de los tiempos difíciles.

En 1999, el CE L’Hospitalet dijo adiós al viejo Municipal para trasladarse a una de las herencias de los Juegos Olímpicos, el estadio de béisbol que tras ser remodelado se convertiría en el Estadio de Fútbol del Hospitalet, actual terreno de juego de todos los clubes de la entidad. En estas instalaciones se disputó el primer play-off de ascenso de Segunda B a Segunda A. Aquel equipo, liderado por Javi García y dirigido por José Antonio García Escribano vio como el Getafe le cerraba el paso al fútbol profesional con un 1-2 en el Estadio. El segundo play-off de la historia moderna tuvo lugar el curso 2006-2007, cuando el Eibar se cruzó en el camino de los jugadores entrenados por Juan Carlos Oliva.

El no ascenso fue la antesala de una temporada desastrosa: el curso 2007-2008, el equipo bajó a Tercera División 5 temporadas después del último ascenso en un año donde pasaron por el banquillo hasta tres entrenadores (Jordi Roura , Andrés García Tébar y José Luis García). Como en el último descenso, el Hospi necesitó dos temporadas para conseguir volver a Segunda B; en 2008-2009, después de ser tercero en el campeonato con Julián García de entrenador, el equipo cayó eliminado en la primera ronda del play-off de ascenso a manos del Santanyí, después de que los mallorquines voltear el 3- 0 de la ida y eliminaran los ribereños a los penales. La temporada 2009-2010, y con Jordi Vinyals en el banquillo, el equipo se proclamó campeón del grupo 5 de Tercera División, pero tuvo que esperar un mes y medio a conseguir el ascenso: tras caer eliminar el descuento en un polémico partido en el Estadio a manos del Rayo Vallecano B, el Hospi eliminó el Azuqueca en la segunda eliminatoria y el Almería B en la tercera y última eliminatoria, tras empatar a 1 a tierras andaluzas con gol de Lucas Viale y mantener la renta al partido de vuelta (0-0).

Desde entonces, el equipo ha militado a Segunda División B. La temporada 2010-2011, el equipo fue claramente de menos además: el desaparecido Ángel Pedraza inició una temporada que acabó Miguel Álvarez, con el equipo clasificado en sexta posición y manteniendo las opciones de hacer play-off hasta la última jornada. La pasada temporada, de nuevo bajo las órdenes de Jordi Vinyals, el equipo ocupó plaza de promoción durante buena parte de la temporada, pero un final de Liga irregular dejó de nuevo el equipo en sexta posición. También destacable fue la participación a la Copa del Rey, donde el equipo eliminó el Manacor, el Leganés y lo Llagostera antes de enfrentarse a 1/16 de final con el Barcelona, equipo ante el cual el Hospi dijo adiós a la competición.

Los datos históricos han sido cedidas por Domingo Casanova, fotógrafo e historiador del CE Hospitalet